Horario

El horario de atención al público es:

Lunes a domingo
Martes
Abierto desde las 10:00
Cerrado por descanso del personal

Debido a la crisis sanitaria ofrecemos la carta actual en la sección de CARTA y formato PDF para que nuestros clientes puedan descargarla y pedir en el establecimiento.

La Casa del Guarda es un acogedor restaurante situado a tan solo 10 minutos de la capital soriana, en medio de un extenso paraje natural, el monte Valonsadero, lo que nos permite combinar la sencillez de una tarde en el campo con la comodidad de una ciudad pequeña. Gracias a la generosa acogida que nos brindaron todos los sorianos cuando emprendimos este pequeño negocio, hace ya más de quince años, hemos podido ir creciendo poco a poco, intentando mejorar siempre a cada paso y ofrecer esa misma acogida a todo aquel que quiera visitarnos. Porque nos gusta pensar que aquí todos pueden encontrarse a gusto, todos seréis bien recibidos, ya seáis una gran familia reuniéndose, una pareja de turistas despistados, un grupo de amigos celebrando vuestro cumpleaños, unos padres pasando el día con sus hijos, unos deportistas tomándose un descanso, o cualquiera que sea vuestra historia, nos gustaría compartirla con vosotros.

especialidades

carnes

Disfruta de nuestro tradicional completo, huevo, chorizo, lomo y patatas, ¡la combinación perfecta!

Entrantes

Disfruta en cada momento de los platos típicos y los productos que nos da la generosa naturaleza soriana

Postres caseros

Un fin de lujo brindando con un licor tradicional y compartiendo una deliciosa tarta artesana

El entorno: valonsadero

El monte valonsadero ocupa una extensión de 2,793, 43 Has., por ello es un espacio polivalente que alberga multitud de actividades y rincones con encanto. Es aquí donde tiene lugar el grueso de las fiestas de San Juan, co-patrón de Soria  junto con San Saturio, a lo largo de los meses de mayo y junio. Así, celebramos “El desencajonamiento”, “El lavalenguas”, “La compra” y “La saca”, días de fiesta en torno a distintos y peculiares eventos taurinos, donde siempre reina el buen humor y la camaradería.

También dispone de un carril bici que lo une a la capital, excusa perfecta de atletas, deportistas o caminantes para disfrutar del aire libre mientras ejercitan su cuerpo.